10/5/11

Lecturas



Hay quienes leen los libros para no sentirse menos que los entendidos;

o para entretener el tedio de la sala de espera; o para olvidar los agobios de los acreedores,

o los desprecios de un ingrato,…

pero hay, además del snob y del que busca las rutas de su evasión,

la lectora común que sólo va tras su propio placer; la que se deja guiar por su propio instinto……

y se comporta frente al libro, con la apertura maravillada de quien se dispone a recibir una revelación;

con el respeto de la huésped en la casa ajena; con la curiosidad de la niña cuando tiene a su merced a un adulto……

con la insistencia apasionada y aún con la importuna devoción de una adolescente;

con la libertad que conquista y abandona, que escoge, que guarda, que olvida.

Lo único a lo que la lectora común aspira cuando lee es a vivir entre los que viven.



Rosario Castellanos

Imagen:Framk Mason

3 comentarios:

Carmen dijo...

Preciosa entrada! Agradecimientos de una lectora común...
Besos,

Odel dijo...

Carmen a mi también me pareció muy bonito texto por eso lo traje aquí
Otra lectora comun te da las gracias por la visita

Cartas en la noche dijo...

¿Pero hay alguna lectora común?
Y ahora, con la boca pequeña, sin que apenas se oiga, quiero agradecer que cuando llego a tu casa, parece que hubieras preparado algo sólo para mi, como estas sabias palabras. En tiempos como éstos, donde la salud está en plena tormenta, hallar lo que se busca sin saberlo y sin pedir es ...cómo decirlo, cómo llamar a la "generosidad gratuita"...