26/10/13

Por si se fuera la luz



Ultimante no se por que me  todos los libros que caen en mis manos  tienen un argumento un poco diferente del habitual, son libros  con un argumento original y   extraño a la vez, libros que cuando los empiezo  a leer me parecen  lentos y algunos parrafos hasta aburridos no tienen accion, parecen que no pasa nada en realidad pero pasan muchas cosas y una  vez  que entro en la trama de la novela, no deja de sorprenderme.
Nadia y Martín son una pareja entrada en los treinta que decide dejar la ciudad caótica y degradada para irse a vivir a un pueblo casi deshabitado, (donde solo viven tres habitantes, y una mujer que aparece de vez en cuando con una niña que no se sabe de quien es y que es de todos) . 
Han resuelto romper con todo y dar una nueva oportunidad a sus vidas y a su relación, pero además de forma radical, reconstruyendo todo desde cero. Cargados de dudas y frustraciones pasadas se enfrentan a un mundo que parece anclado en el pasado y en la soledad que solo produce el abandono. Salvo luz y agua corriente, no parece haber nada más de la sociedad urbanita que han dejado. 
  Se han marchado casi con lo esencial, atrás han quedado las comodidades.Solo se han llevado libros, una máquina de escribir “por si se fuera la luz”. Y un viaje hacia sí mismos, para encontrarse. Pero no estarán solos en aquel lugar cerrado. 
               «Todo bicho humano necesita a otros y claro que me doy cuenta de que yo también; entiendo que Martín se planteó esta necesidad desde el principio y por eso su tranquilo entusiasmo para todo pero es que yo me llamo Nadia, tengo treinta años, y pensé que había viajado a la nada

“Ante una sociedad urbanita donde peligran los recursos, y la amenaza del cambio climático es cada vez más apremiante, escapar a un pueblo abandonado se convertía en la excusa para que los personajes pudiesen empezar una nueva vida”,  esta es una novela de relaciones personales, de dependencias, de personajes que se hacen continuas preguntas.. Con ritmo pausado, diferentes voces narradoras Lara trata la dependencia y la transformación que los personajes sufren al convivir unos con otros. Este libro nos reconciliará con lo mejor y peor que hay en el ser humano.
«Me quedé aquí porque fue el único sitio que encontré donde la fórmula del tiempo se desvanece».

Se abrazaron en la casa fría nada más entrar. La decisión no había sido cosa de dos días, vivir allí implicaba estar juntos a pesar de todo, sin ninguna excusa. Pero la sensación de aventura no embriagaba el camino, o el encuentro con aquella construcción rectangular, porque ambos habían recorrido la tierra que los separaba de su antigua ciudad con la certeza de que no tenían más opciones que ese sitio u otro semejante

Parece que todo en la historia está llevado muy al límite. Invierno y verano, sin otoño y primavera. Frío y calor. Sentimientos, sensaciones…lo que se relata  en el libro es un intenso viaje intimista, una estudio sobre los diferentes caracteres personales en situaciones límites y nuevas, en una narración llena de reflexiones y conceptos.
En definitiva un libro  que cautiva  , sorprende  y te hace reflexionar 
Muy recomendado


4 comentarios:

Carmen Forján dijo...

Tomo nota de tu recomendación pero no sé cuando le podré hacer hueco en mi lista ni si finalmente la leeré. No la siento como una lectura prioritaria para mí. Quizá la percibo demasiado lenta, no sé...
Besos,

carmensabes dijo...

Apunto tu recomedación como siempre Odel, sé que tenemos gustos similares.

Besicos.

Odel dijo...

Si Carmen es un poco lento,pero esta muy bien

Odel dijo...

Carmensabes espero te guste
Besos