19/1/14

La solterona

Al bordear la verja del parque vislumbro a sus sonrosados niños jugando, bajo la atenta vigilancia de la niñera, con la feliz progenie de otros residentes del parque. la niña llevaba puesta su nueva capota escocesa de terciopelo y una esclavina blanca, y el chico una gorra estilo Highland y una ajustada chaqueta de lana. ¡Qué guapos y contentos se les veía!La niñera la miró, pero ella negó con la cabeza, saludó al grupo con la mano y apresuró el paso. Caminó largo tiempo por las conocidas calles, bañadas de un brillante sol invernal. Era primera hora de la tarde y los hombres acababa de regresar a sus oficinas. Había escasos transeúntes en Irving Place y Union Square. Delia cruzó la plaza en dirección Broadway.

Edhit Wharton (Fragmento de "La solterona", 1924)
Imagen: Max Liebermann