1/5/14

Silencio


"Existen dos especies de silencio: el silencio consigo mismo y el silencio con los demás. Una y otra forma nos hacen sufrir igualmente. El silencio con nosotros mismos está dominado por una violenta antipatía que nos invade hacia nuestro propio ser, por el desprecio hacia nuestra misma alma, tal vil que no merece que le digan nada. (…) Está claro que no tenemos ningún derecho a odiar a nuestra propia persona, ningún derecho a callar nuestros pensamientos a nuestra alma."

Natalia Ginzburg "Las pequeñas virtudes"

5 comentarios:

Alguien más dijo...

Que verdad! Lo único que tendrían que ir por orden. Primero el silencio con nosotros mismos (sin castigos y escuchandonos) y luego el silencio con los demás (para poder escucharlo mejor). No siempre el silencio es negativo en mi opinión.

Me ha encantado tu entrada.

Un abrazo

Odel dijo...

A veces se dice mas en silencio que con las palabras
Gracias por tu visita alguien mas

Carmen Forján dijo...

Yo hablo permanentemente con mi Yo; los silencios los reservo para los demás en ocasiones en que las palabras ni hacen falta...
Besos,

rubén dijo...

El silencio con uno mismo es incomparablemente más peligroso, sin duda. Muy estimulante cita.

Sneyder C. dijo...

Los silencios nos hablan y en ellos nuestro yo, responde...

Un fuerte abrazo