10/8/15

Carta una señorita en Paris


Carta a una señorita en París .
"Los apegos no sólo se refieren a lo que nos da placer, sino también a lo que nos produce displacer: aquello que rechazamos nos ata tanto como lo que nos atrae, y la razón es que son dos extremos de una misma atadura…
En una oportunidad escuché a una persona hablando sobre el odio rabioso que sentía por otra persona. Lo pudo explicitar tanto, que al final no pudo más que decir: “Lo odio tanto, que ya le pertenezco”.
Anthony de Mello