6/12/09

Renuncia


Ahora, en estas mañanas tan cansadas,
cuando ya he renunciado a pedir y a esperar,
con el jardín entero para mí,
para mi mal suntuosamente mío,
yo pienso en los amigos que no volveré a ver,
en las cosas queridas y perdidas,
en los amores rechazados,
en aquellos mis días de sol…..

Vincenzo Cardarelli (1887-1959)
Imagen:Ernest Descals

3 comentarios:

SUREANDO dijo...

Qué tristeza cuando a todos nos llegue ese momento final...tener el jardín para uno sólo, pero con ese vacío tan grande, no, no quiero ni pensarlo porque ese sentimiento me ha perseguido más de una vez.
Qué tengas un feliz domingo.

CORTIJO CABRIÑANA dijo...

aprenderemos a vivir con el vacio?
ahora, a menudo, buscamos la soledad para disfrutar de un jardín... y no pensamos en lo malo que será cuando llegue ese momento... cuando hayamos perdido tanto ... que se nos hayan marchado también las ganas de todo.
saludos desde Córdoba

CORTIJO CABRIÑANA dijo...

aprovecho para elogiar este tu blog, que me encanta...
ya he cogido algunos apuntes para copiarte un poco :-), con tu permiso...
saludos
Pilar en Córdoba