8/12/10

Lecciones de erotismo

Recorrer un cuerpo en su extensión de vela
es dar la vuelta al mundo
Atravesar sin brújula la rosa de los vientos
islas golfos penínsulas diques de aguas embravecidas
no es tarea fácil -si placentera-
No creas hacerlo en un día o noche
de sábanas explayadas.
Hay secretos en los poros para llenar muchas lunas
Gioconda Belli
Imagen : Odile de Schwilgué

1 comentario:

carmensabes dijo...

Qué bonito, atravesar cuerpo y alma sin brújula.