1/10/11

Una Historia de amor y oscuridad



“Una vez (…) mi madre me dijo que es cierto que los libros pueden cambiar con los años igual que las personas cambian con el tiempo, pero que la diferencia está en que casi todas las personas al final te abandonan a tu suerte, cuando llega un día en que no obtienen de ti ningún provecho o ningún placer o ningún interés o al menos, algún buen sentimiento, mientras que los libros jamás te abandonan. Tú los abandonas a ellos a veces, y a algunos incluso los abandonas durante muchos años, o para siempre, pero ellos, los libros, aunque los hayas traicionado, jamás te darán la espalda. En completo silencio y con humildad te esperan en la estantería. Te esperan incluso decenas de años. No se quejan. Hasta que una noche, cuando de pronto necesitas uno, aunque sea a las tres de la madrugada, aunque sea un libro que has rechazado y casi has borrado de tu mente durante muchos años, no te decepciona y baja de la estantería para estar contigo en ese duro momento. No echa cuentas, no inventa excusas, no se pregunta si le conviene, si te lo mereces y si aún tienes algo que ver con él, sencillamente acude de inmediato cuando se lo pides. Jamás te traiciona"


Oz, Amos. Una historia de amor y oscuridad

Imagen :Luis Cebrian

1 comentario:

Capitán Smith dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo, me gusta releer mis libros, suelo anotar las fechas y asi veo como viejo en ellos a través del tiempo. Saludos