23/2/12

Un cuerpo como una isla



Por las arduas colinas de tu cuerpo
van mis ojos desnudos contemplando
los tersos panoramas, precipicios
y el bosque primordial que mi deseo
exalta en la constante ceremonia
de mirarte, llamarte desde el fondo del ser,
de contemplarte como se ven los campos en otoño
o las vertiginosas catedrales erguidas en la niebla
y entrevistas en la región sin nombre de la aurora.
Eres como una isla, te rodeo
y me ajusto a tus formas.
Me impide hacerles modificaciones
el antiguo temor de hacerte daño.
Por eso me mantengo en tus orillas
y tierra adentro sólo van mis ojos.
Hugo Gutiérrez Vega
Imagen: Mara Ligth

2 comentarios:

FugaZ dijo...

Sublime, extremadamente sensual y delicioso. Gracias por compartirnos esta belleza.

Saludos!

Odel dijo...

Gracias ti Fugaz por la visita
,me alegro te haya gustado