15/3/12

Apariencias


Aparentemente, de tanto en tanto los adultos se toman el tiempo de sentarse y contemplar el desastre que es su vida.Entonces se lamentan sin comprender y, igual que moscas , golpean siempre contra el mismo cristal, se agitan, sufren, se marchitan, se deprimen y se preguntan sobre el engranaje que los ha conducido donde no querían ir.
Los más inteligentes incluso lo hacen su religión: Ah el vacío despreciable de la existencia burguesa!.
Hay cínicos de esta calaña que cena en la mesa de papa:"¿Que ha sucedido con  nuestros sueños de juventud?", preguntan con cara de desdén y satisfacción.
"Han escapado y la vida es una puta".
Odio esta falsa lucidez de la madurez.
La verdad es que son como los otros, niños que no entienden lo que les ha pasado y que juegan a hacerse el duro cuando lo que tienen son ganas de llorar.

 La elegancia del erizo- Muriel Barbery
Imagen:Brassai

4 comentarios:

SUREANDO dijo...

Me encantó este libro, tiene fragmentos hermosos y verdaderos.
Un abrazo

Odel dijo...

Si la verdad es que si, a mi también me gusto

FugaZ dijo...

A veces, uno quiere comerse el mundo y sin darse cuenta (o sí) resulta que se le ha ido el tiempo y el mundo se lo comió enterito a él.

No conocía este libro, pero tomo buena nota porque lo que nos has compartido me gusta.

Besitos y feliz fin de semana!

Jesús M. dijo...

El libro es una pasada, buenísimo. La imagen no lo es menos. Saludos.-