2/6/12

Historias



Cuántas cosas se quedarán sin contar: cuántas historias que merecían ser sabidas y recordadas se perderán sin rastro. Con lo que sabemos construimos un relato completo del mundo sin que nos inquiete la conciencia, la magnitud de todo lo que se ha quedado fuera, las ciudades de las que no ha sobrevivido ni el nombre, los tesoros que permanecerán sepultados para siempre, debajo de la tierra o en el fondo del mar. Tal vez por ese motivo algunas personas viven dominadas por la pasión de dejar constancia de todo, escribiendo memorias o coleccionando periódicos o fotografías o recogiendo por los desvanes y los muladares de las ciudades lo que nadie quiere o lo que parece que no tiene ningún valor.

Antonio Muñoz Molina
Imagen:.Celine

2 comentarios:

Carmen dijo...

No conocemos ni una mínima parte de nuestro mundo... Una vida no nos basta.
Besos,

Odel dijo...

Tiene razón, hay tantas cosas no vividas y lugares que no conocemos que es imposible abarcar todo nuestro mundo