15/8/12

La Gris




No parece la misma que enamoró al invierno
aquella que en junio se desnudaba ante el arroyo
la que hacía pan al rescoldo y soñó siete hijos
olisqueando tierra húmeda y viento sur
y al anochecer tendida cara al cielo lloraba
lunas nuevas en su tristeza
antes de romper amaneceres de humo y leña.

No parece la misma sombra esa mujer grisácea
apagada en tiempos y señales.
La que se despide con un rostro de pergamino
ajado y lluvioso de ausencias.

No parece ser la misma
que sentada,
espera. 


Diana Poblet
Imagen: Carl Holsoe

3 comentarios:

Remei dijo...

Duras se hacen las esperas...siempre.
Hay personas que pasan la vida esperando, y debe de ser muy triste.
Me gusta leer tu blog, me siento como en casa, silencio, calma, arte, literatura...
Bellos momentos...

Carmen dijo...

Esperas grises tirando al negro. Esperas desesperadas y sin esperanza...
Besos,

Odel dijo...

Si una espera sin llegada es lo mas triste que hay
Abrazos