26/2/15

Confesiones


Te confieso que no tengo un instante sin pensar en ti, que cuando como y bebo tiene tu sabor, que la vida eres tú a toda hora y en todas partes. Que el gozo supremo de mi corazón sería morirme contigo.
- ¿Y ahora?
- Ahora nada, me basta con que lo sepas.


 Gabriel García Márquez