30/11/09

Y de pronto la lluvia


Un manto de nubes chispeando electricidad cabalgaba desde el mar. Hubiera echado a correr para guarecerme del aguacero que se avecinaba, pero las palabras de aquel individuo empezaban a hacer su efecto. Me temblaban las manos y las ideas. Alcé la vista y vi el temporal derramarse como manchas de sangre negra entre las nubes...Intenté apretar el paso, pero la inquietud me carcomía por dentro y caminaba perseguido por el aguacero con pies y piernas de plomo.Un trueno descargó cerca, rugiendo como un dragón enfilando la bocana del puerto, y sentí el suelo temblar bajo mis pies.
Carlos Ruiz Zafón - La sombra del viento (fragmento)

1 comentario:

carmensabes dijo...

Qué buen fragmento querida Odel, una se mete en la situación rápidamente, con aguacero y todo.

Un beso.