2/5/15

El Vestido Rojo




De rojo me vestí. Sólo esperaba
el rumor de tus pasos en la acera,
sentada en un sillón, la copa en mano,
astillando burbujas en silencio
sobre mi paladar que hoy añoraba
el sabor agridulce de tu lengua.
Luz difusa filtrando entre rendijas
yo soñaba...qué largo que es el tiempo
de la espera que nunca fue anunciada...!
debajo de mis párpados, un brillo
y la piel anhelando tus caricias;
sentir la rebeldía de mi cuerpo,
la urgencia visceral de mis latidos...
Sonaron las doce campanadas,
el silencio total sobre mi calle,
vacía copa al borde de la mesa.
Una gota salobre por mi rostro
cayendo sobre el rojo que vestía...
triste adiós que nadie habrá escuchado,
roja también, la niebla del olvido.


Yoli Rotemberg