20/5/15

Eso es añor


Ella me daba la mano y no hacía falta nada más. Me alcanzaba para sentir que era bien acogido. Más que besarla, más que acostarnos juntos, más que ninguna otra cosa, ella me daba la mano y eso era amor

 (Mario Benedetti).

2 comentarios:

Carmen Forján dijo...

A veces el gesto más sencillo es el más intenso.
Besines,

Odel dijo...

Estoy de acuerdo contigo Carmen